bailes-caribe

Videos de los bailes caribeños más sensuales

El norte de Venezuela está dominado desde un extremo al otro por la presencia del Mar Caribe. Este hecho ha tenido implicaciones culturales muy importantes para el país. Incluso antes de la conquista española, la extensa costa fue el escenario de la migración entre los pueblos indígenas de la región, impulsada desde uno de los lados del continente a otro por medio de potentes vínculos comerciales y socioculturales. Desde luego, el flujo no se ha detenido y ahora sus flujos también los vemos en los mejores porn videos del momento.

En el Día Mundial de Folklore, los venezolanos mostraron por Internet algunas de las expresiones culturales que se identifican más con ellos. Entre estos estaban los bailes arraigados en las culturas africanas, que hoy ocupan un papel especial, ya que tienen una gran influencia en la identidad venezolana.

El Caribe es sensual y sexual

Un ejemplo fue un vídeo publicado por el Estudio de Danza Camerino de la Empresa, que tiene más de 100000 reproducciones en YouTube y numerosos comentarios llenos de nostalgia de los usuarios que forman parte de la reciente diáspora venezolana.

El video muestra el baile del tambor, que se originó en la costa norte de Venezuela, y es posiblemente la forma cultural de baile más popular entre los jóvenes, el afrovenezolano. Tanto en las costas como en el resto del país, es común dedicar espacios para escuchar y bailar con la música de los tambores.

La coreografía que se ve en el vídeo de arriba muestra la influencia de una variedad de estilos que combinan lo tradicional con lo moderno, una mezcla que puede motivar a un público más amplio para disfrutar y participar. Este vídeo es un buen ejemplo de cómo una expresión cultural puede tener lugar en academias de baile, mientras que al mismo tiempo que se mantiene un vínculo con fiestas populares.

Muchos lugares apuestan por los ritmos latinos

Los Talleres Musicales de Aviñón, en su decimotercera edición, mantienen el mismo modelo. Durante las dos primeras semanas la formación estará dedicada a la música familiar, como vínculo entre generaciones; y la última semana se destinará al perfeccionamiento y la experimentación en el ámbito de la música de jazz y moderna. Con una inscripción de alumnas que ya llega a los 250, los talleres aprovechan para renovar su oferta “porque nos gusta variar un poco”, según apunta el director general, el músico Santi Careta.

samba

Así, si en los últimos dos años una de las propuestas estrella era el lindy hop, en esta ocasión el baile irá al son de los ritmos brasileños de la samba. Se aprovecha para introducir estos bailes caribeños porque, precisamente, la big band será dirigida este año por la brasileña Mariana Swarg. Se trata de que los alumnos que hayan hecho el taller de danza puedan bailar el repertorio que haya preparado la big band.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *